29 ago. 2010

Guillermo Moreno: "Me encantan los cómics"


El Secretario de Comercio es un tipo sensible, una de esas personas que se dejan llevar rápidamente por sus sentimientos. De ahí que para mí, para Dario Reverse, Guillermo Moreno es un señor sensible. Lo de señor no lo digo porque se trate de una "persona respetable que ya no es joven", como define una de las acepciones de la Real Academia Española para la palabra señor. Resumiendo, a Moreno le pude entrar por su costado sensible:


- ¿Cagones? -lo apuré en el ascensor del edificio del Indec. Los dos habíamos subido en el sexto piso. Su colaboradores (barra o guión, guardaespaldas) lo esperaban en planta baja. Tenía cinco pisos para sacarle jugo a mi entrevista. En el primer piso, por lo menos yo, pensaba bajarme.


- ¿Qué te pasa pendejo? -contraatacó.


- Quiero decir, que sé quién es usted. Y estoy cansado de los tipos tibios, cagones. Argentina necesita superhombres, como usted, como los hay en los cómics.


- Me encantan los cómics -me reveló.


Todavía no me parecía que Moreno estuviera cómodo. Miraba de reojo el marcador de los pisos, como si realmente se sintiera más seguro junto a sus colaboradores.


- Siempre me gustaron los Super Amigos, pero nunca terminé de digerir el hecho de que fueran como una fuerza paralela, con justicia propia, que trabajaban para el presidente, pasando por alto... -decía cuando Moreno me interrumpió:


- ...un gobernante de bien necesita superamigos, tipos de absoluta confianza, que estén convencidos de que trabajan para una buena causa. ¿Alguna vez Superman, Batman o Aquaman pelearon por una mala causa? -, me preguntó Moreno, embebido por el tema.


- Creo que no -reconocí algo derrotado, como si el exito de mi entrevista pasara por determinar si hacen bien o mal quienes apuntalan el rumbo que toma el país, y no ya la idea inicial de hacerlo hablar a Moreno sobre el conflicto con el Grupo Clarín. Recapacité y volví a la carga mientras el ascensor se acercaba al segundo piso:


- Si usted es un superamigo de Cristina, tiene que saber quién es el lider de la Legión del Mal.


- Magnetto -susurró, como quien nombra a alguien que es tan temible como quién lo señala.


- ¿Cuál es su poder?


- El magnettismo. Atrae, atrae y atrae. Cuando acumula el poder suficiente, determina; elige.


- Y usted, ¿cuál es su principal poder? -le pregunté mientras salía del ascensor y me ubicaba en el hall del primer piso.


- No soy yo cuando me enojo -reconoció justo antes de que la puerta del ascensor me ocultara su figura pequeña, un cuerpo tan vulnerable como el que mostraba el científico David Banner antes de convertirse en el incríble Hulk.